El cine mexicano… propuestas a medias

Este ensayo es sobre el género a través del cine mexicano desde la época del cine de oro hasta los años más recientes donde se puede observar que el panorama no ha cambiado mucho, ya que se siguen viendo los mismos temas, prácticas y juegos de poder dentro de las historias, el hombre como el héroe y la mujer como la que le da sentido a su vida; es importante rescatar el incremento de directoras en el cine mexicano aportando nuevos puntos de vistas e historias en los últimos 5 años que nos da una esperanza al futuro sobre lo que pueden aportar y visibilizar nuevas tipos relaciones y alternativas al amor romántico que nos es enseñado.

Resultado de imagen para el cine mexicano en imagenes

El cine mexicano.. propuestas a medias

Anuncios

¿Nuevas Masculinidades?

El pasado 27 de Abril de 2017 asistí al panel: Diálogo sobre masculinidades con los ponentes Dr. Juan Ramírez, Dr. Luis Monárrez, Dr. Héctor Robledo y el Mtro. Sergio Salazar donde se habló sobre las masculinidades, las implicaciones que estas traen así como las distintas maneras de ser “hombres.”

La imagen puede contener: texto

Las preguntas que se abordaron fueron desde la principal aportación que el feminismo ha hecho para que surja este debate, ¿por qué es necesario analizarlo?, ¿de qué manera estamos legitimando estas masculinidades? Y, ¿qué son las nuevas masculinidades?

Las masculinidades son un problema. Claro está con este genocidio no situado en un mismo lugar si no a lo largo y ancho del mundo que estamos perpetuando hacía las mujeres y nosotros mismos.  Aquellos que contamos con privilegios. nos enseñan a asimilar ciertos mandatos, demostrar fuerza, poder contra otros hombres, lo peor es que se utilizan a las mujeres como objetos de estas demostraciones.
Resultado de imagen para masculinidadesLamentablemente la masculinidad es lo único que tienen muchos de los hombres para sobrevivir; tememos no ser hombres.  Ahí está un punto de atención para el cambio. Tenemos a madres que si no le inculca esto a sus hijos saben que cuando les toque estar afuera en el mundo real “se lo van a comer”. ¿Más que preparar a los niños para ese contexto, no sería mejor cambiar el contexto? Debemos sabotear a la masculinidad.

Cabe recalcar, que de no ser por el feminismo probablemente no hubiera surgido este diálogo sobre masculinidades o hubiera tardado muchísimo más. Suena algo triste porque estamos tan inmersos en este sistema que no nos podemos dar cuenta de los daños y actos que estamos realizando a lxs demás así como a nosotros mismos. Es necesario hacer este análisis y crítica ya que permite pensarnos y pensar en lxs demás. Partiendo de que somos producto de este sistema; es hora de cuestionar nuestras propias prácticas y creencias, no podemos seguir echando la culpa a que crecimos en este sistema y no tenemos de otra.

Estas masculinidades surgen desde el ejercicio de poder que estamos realizando hacia lxs demás. Nos enseñan desde pequeños cómo construir este tipo de relaciones en las que debemos ejercer poder en contra otrxs, a través de las creencias y prácticas que se van pasando de generación en generación. Un ejemplo de cómo la masculinidad que tenemos construida es para oprimir y ejercer violencias, es el de los Porkys, donde a pesar de las claras evidencias sobre la violación a una menor de edad, surgen frases como “Así son los hombres, solo se divertían”. La impunidad actual con este caso, la indiferencia de la sociedad, la normalización de la violencia sexual hacia las mujeres como una cuestión de juego o fiesta, entre otras cosas permiten que este tipo de acciones sigan sucediendo.

Resultado de imagen para los porkys impunes

¿Que son nuevas masculinidades? Este tema ha sido usado principalmente como publicidad: spots políticos, campañas de marketing de grandes empresas como Tecate para dar una falsa imagen de “equidad de género” después de su publicidad misoginia (tema que también se ha utilizado últimamente como algo de “moda” y no la implicación social real por la que están luchando las feministas).  Es así cómo se llegó a la conclusión de que estas “nuevas” masculinidades, en realidad no quieren dejar de ser masculinas. Lo difícil o lo que no se quiere dejar ir es el poder que se les otorga por ser hombres. Una nueva masculinidad que se base en roles como la protección o el paternalismo o la creencia de que respetan a la mujer porque tienen madres, esposas o hijas y no por su condición de seres vivos, no tiene nada de nuevo, sigue siendo machista y patriarcal. ¿Entonces que se puede rescatar sobre lo que se dice masculino? NADA. No hay nada de lo que se nos enseña de ser masculino que genere algo bueno, por lo tanto no hay nuevas masculinidades.
Para ti ¿Qué es ser hombre?

Resultado de imagen para campañas de tecate feminista

Tenemos que incidir; reconstruir o proponer nuevas alternativas para nuevas relaciones, reconocer lo que nos incomoda, los privilegios que tenemos así como visibilizar los juegos de poder.

Una pregunta que me pareció importante rescatar es que el feminismo surge desde un espacio no privilegiado, así que nosotros ¿cómo podemos analizar, criticar desde nuestra posición de privilegio? La propuesta es esa: no pensar en nuevas masculinidades, sino en cómo pensarnos como personas con privilegios con una educación patriarcal pero no dirigirnos hacia una masculinidad reformada, sino a algo totalmente nuevo que no arrastre con las violencias aprendidas.

Por: Ángel González

Club Femilove

 

Me gustaría comenzar hablando sobre como he aprendido que el feminismo como movimiento y que la sororidad es parte de la ética feminista. Las mujeres le sumaron al movimiento político una filosofía transformadora. Que les permitió luchar por las desigualdades como grupo de la mano de un empoderamiento personal como colectivo.

Algunos de los objetivos del feminismo son el crear espacios seguros, platicar sobre lo que les concierne, pedir ayuda sobre ciertas situaciones, organizarse para exigir sus derechos a través de marchas u otros eventos de protesta y para darle un rostro a las que no lo tienen. Esto es un ejemplo claro de lo que implica ser feministasin dejar fuera el trabajo individual de deconstrucción que implica escapar así de los mecanismos aprendidos en el patriarcado como el chantaje emocional, manipulación, amor propio, maneras de ver el amor romántico y su relación con otras mujeres.

El feminismo propone entonces una nueva visión de valores donde se deja alado la competitividad entre mujeres y se busca trabajar desde la sororidad y la reflexión continua.

La imagen puede contener: texto

Basándose en esto último surgió hace un año el Club Femilove un grupo de lectura que invita a todas aquellas personas a compartir reflexiones y pensamientos que surgen de una lectura o un medio audiovisual compartido en el grupo.

Tuve la oportunidad de asistir a unas sesiones, donde nos sentamos a discutir sobre diversos temas que son de interés grupal. Se vieron temas como el “Llevando el feminismo en la cama” y el libro “Todos deberíamos de ser feministas“. Esta última lectura dejando claro como nos hace falta el feminismo en nuestras vidas para proponernos distintos ejercicios con los demxs y con uno mismo. Cuando asistí a estas sesiones este libro me ayudo mucho como introducción de lo que se quiere hacer y lo que es la lucha feminista. Se me hizo increíble la apertura y la escucha de todos los integrantes sobre los comentarios que realizaban lxs demás, así como no solo era comentarlo si no críticas sobre las ideas o cuestionamientos que se expresaron.

Incidir ante la sociedad.

Por: Ángel González

Ética Promiscua-El Consumismo del Amor Romantico

El consumismo del amor romántico.

En esta entrada hablaremos, como dice el titulo, del amor romántico. Este amor es probablemente conocido por todos y practicado por algunos, un amor que nos dice que lo tenemos que dar todo, tiempo, esfuerzo y dinero para que nuestra alma gemela esté por siempre con nosotros, haciendo que sea nuestrx el resto de nuestra vida en donde habrá un final feliz…o por lo menos eso he escuchado.

El amor romántico es una parte fundamental de una sociedad capitalista, por ejemplo, ir a una cita, en la mayoría de las veces va a requerir que vayas a lugares donde obviamente hay un costo, tan solo ir a comer requerirá que gastes por lo menos doscientos pesos para que puedas disfrutar de un tiempo con tu pareja. Los regalos, las flores, los dulces y chocolates son una gran forma de demostrar el amor que una persona siente y esto le conviene a la sociedad capitalista que ya había mencionado.

Dentro de la lectura de Eva Illouz, “El consumo de la utopía romántica”, hay dos procesos que me parece importante destacar, el primero es: la romantización de los bienes de consumo, en donde algunos bienes se transforman en románticos como: las películas, los libros y las canciones. El segundo es la mercantilización del romance, en el cual las prácticas y consumo se van fusionando cada vez más.

ep2
Es fácil caer en esto, nos hacen creer que necesitamos todas esas cosas para sentir que alguien nos quiere, que necesitamos a alguien que nos complete, que las citas tienen que tener muchos gastos y que los actos de amor son lo más importante. Planeamos toda una vida con una persona y mientras la planeamos, pensamos en que vamos a tener, que compraremos en cierto tiempo y como la boda será super grande y cara. ¿Así que estas ideas son nuestras o de nuestro sistema?

Ponemos el amor romántico como un máximo, incluso más grande que otras creencias, pues como decían los Beatles: all you need is love. Todo el lenguaje,  las letras de canciones, los libros son como oraciones hacia el amor, reforzamos cada día que el amor es lo único que te hará feliz y que te hará importante, sin cuestionarnos que dejamos de lado por esto.

Es incluso violento pensar en una persona como propiedad, ¿qué significa amar a alguien? El amor romántico ha ayudado a que prácticas violentas sean consideradas un acto de amor y algo sagrado para la persona, aceptar que tu pareja te pegue para que no te deje, que te maltrate física y emocionalmente con el pretexto de que es por amor y que no te deje ser libre porque quiere lo mejor para ti. ¿Qué tanto aceptas prácticas violentas por ser consideradas un acto de amor?.

Ética promiscuaep3

Retomamos algunos puntos sobre el consumismo del amor romántico, y concluimos que el amor nos atrae, es como una droga que nos es difícil soltar.

En especial todo lo que esto trae a nuestras vidas, lo que tenemos que dejar atrás. Empezamos a analizar sobre cómo todo sería diferente si tuviéramos libertad sobre nuestros deseos, no habría tantos problemas. Por ejemplo, ¿por qué al casarse deberían de dejar de existir tus sentimientos por las demás personas o poner jerarquías sobre personas que han estado contigo toda tu vida? Es bien sabido que al casarte o al entrar en una relación formal tienes que enfocarte al 100% en tu nueva familia o en tu pareja. Salió a discusión esta idea: “Si te amo, no me compartiré con nadie más, inclusive conmigo (masturbación). Creo que por el sistema en el que estamos, ya tenemos muchas limitaciones sobre nuestros cuerpos, nuestro género y la forma en que vivimos nuestras relaciones y afectos como para agregarle otras limitantes a partir de ideas erróneas sobre lo que es querer a alguien.

Estas ideas erróneas plasmadas en el centro de este núcleo heterosexual, teniendo implicaciones sobre la distribución de los roles de género; nos hacen creer que esa persona a la que amo, me pertenece que precisamente le pusimos el nombre de celos. Esa palabra que viene de celar que prácticamente significa vigilar mi propiedad. Uniendo los temas de las dos clases, mucho tiene que ver con enamorarnos de supuestos, sobre lo que es la otra persona y como puede ser lo que a mi me falta, hablamos sobre cómo la gente puso juicio sobre Summer diciendo que era mala, incongruente cuando la película quería demostrar todo lo contrario:  ep4

Suena aterrador todo lo que hemos visto, creer que somos dueños de alguien, asumir los roles y supuestos de entrar a una relación, etc. Pero como contrapropuesta Ética Promiscua nos plantea la posibilidad de distintas formas de relacionarnos ya sea afectiva y/o sexualmente, por ejemplo: el poliamor, la anarquía relacional, lxs amigxs con derecho, fuck bodies, entre otras.

ep5En especial el poliamor, que es la práctica, combinada con la creencia y capacidad, de sentir amor romántico por más de una persona y de poder tener una relación con más de una persona. Cabe recalcar que todas las personas están informadas y tienen consentimiento de todas.

Somos analfabetas emocionales. Nos es muy difícil hablar de lo que estamos sintiendo, el sistema se ha tomado el tiempo para deshumanizarnos a lo largo de los tiempos, estas nuevas prácticas traen nuevas propuestas para poder quitarnos esas vendas de los ojos y amar sin restricciones ni etiquetas. Es importante rescatar que aunque no te llame la atención el poliamor u otra alternativa intentes incluir a tu relación monógama lo que sí te llamó la atención, por ejemplo los acuerdos que te permite conocerte, y conocer mejor a la otra persona.

Alguno de los mitos que se vieron es que las personas polis son amorales… se habló que ya depende de cada uno pero si tomamos en cuenta que que la moral es un constructo social y el poliamor está rompiendo con eso, entonces quizá desde ese punto sí lo son y no tiene nada de malo. ¿Las personas poli son personas sin ética? NO, creemos que las personas que son más conscientes sobre la ética incluso podrían ser lxs poliamorosxs porque se preocupan por el cariño y respeto con los que se trata a las personas con las que se relacionan sexoafectivamente.

En este libro analizamos alternativas, iniciando resignificando las palabras, como lo es “Putón” o “Puta” que se ha ido utilizando como intento de ofensa y división, pero que ahora es apropiado por lxs que se les intenta llamar de esa manera; surgiendo un nuevo significado: aquella persona que tiene la idea de que el sexo es placer… y es bueno.ep6

Un tema que surge a partir del análisis de Ética Promiscua es la de reivindicar la friendzone, ¿por qué si se acaba la relación tienes que dejar de hablar o comunicar con esa persona que has compartido demasiado? Lo mejor sería rescatar las cosas buenas y emplear un cambio de acuerdos, para no dejar la relación dañada y poder seguir contando con esa persona que ha formado parte de tu vida.

Analizar el amor, las formas en que nos relacionamos y las creencias que tenemos de estas ideas están tan metidas en nosotrxs que comenzar a cuestionarlas implica de esfuerzo y cuestionamiento individual, pero aunque sea difícil al final podría darnos a todxs la posibilidad de vivir relaciones menos tóxicas y más éticas y cuidadas.

Illuoz, E. (2009) El consumo de la utopía romántica: el amor y las contradicciones culturales del capitalismo. Katz: Buenos Aires.

EASTON y HARDY. Ética promiscua.

Por: Sofia Morquecho y Ángel González