El cerebro sexuado: DOMESTICANDO EL CUERPO CALLOSO COMO ARMA DE DEBATE.

brainedit

Desde hace muchos años se ha utilizado la ciencia, la razón y el conocimiento como armas de debate para explicar y establecer diferencias entre grupos, en este caso entre géneros. Los científicos han intentado establecer las diferencias anatómicas como la clave de diferenciación entre los cerebros masculinos y femeninos. Se ha utilizado la retórica de la visibilidad para establecer las diferencias. Actualmente el cuerpo calloso es una de las piezas clave en todo esto.

139

El Cuerpo Calloso (C.C.) es una banda de fibras nerviosas que conecta los dos hemisferios cerebrales. Esta situada en la parte profunda de la cisura que separa los dos hemisferios, a los que une transversalmente. Es una estructura compleja, irregular y difícil de separar del resto del cerebro. Se considera que es el responsable e influye en la dominancia izquierda-derecha, la identidad de género, las pautas cognitivas, la preferencia sexual, el comportamiento humano y es un marcador de capacidades.

El C.C. ha sido utilizado para establecer y marcar diferencias grupales de acuerdo al pensamiento del tiempo en el que se estudia. Por ejemplo: a finales del s. XIX y principios del s. XX, el estilo de pensamiento era muy racializado, se comenzaron a hacer estudios para demostrar diferencias entre los cerebros de los europeos(caucásicos) y los amerindios y asiáticos, de acuerdo con las investigaciones el segundo y tercer grupo tenían un pensamiento holístico lo que los limitaba en las áreas de matemáticas y ciencia a diferencia del los europeos quienes tenían lateralizado en el hemisferio izquierdo su pensamiento, lo que les daba mayores capacidades visuo-espaciales, lo interesante es como en la actualidad, en la que el enfoque es el estudio de las diferencias de género, se utilizan los mismos argumentos sólo que ahora los europeos comparten las características de los hombres y los amerindios y asiáticos las de las mujeres… ¿será sólo coincidencia?

Corpus_callosumopenbra2

Además también en 1906 se publica un artículo de Robert Bennet Bean, quien afirma que el C.C. es la clave de las diferencias raciales entre los negros y caucásicos. Donde se afirmaba que las personas de raza negra tenían su lóbulo frontal mucho menor que el parietal, y el hemisferio izquierdo de mayor tamaño que el derecho lo que “confirmaba” que tenían un potencial y gusto artístico subdesarrollado y una inestabilidad de carácter (carencia de auto control). Todo esto basado en los tamaños, formas y estructuras de estas partes del cerebro.

Medical Privacy

Se han realizado una inmensa cantidad de estudios donde se intenta probar que existe una diferencia significativa entre los C.C. de hombres y mujeres. Este debate inicia en 1982, cuando los biólogos comienzan a decir que el C.C. de los cerebros de las mujeres era más grande o bulboso que el de los hombres, a esto se adjudica que las mujeres son más verbales y los hombres más visuo-espaciales, con esta premisa se comienzan a limitar las opciones de profesión para la mujer ya que se considera su anatomía cerebral como un componente que le impide tener capacidad matemática y relacionada con las ciencias e ingeniería.

Debido a que todas estas afirmaciones y diversos estudios utilizan estimaciones de tamaño y forma, el C.C. tuvo que ser domesticado para poder hacerlo un cuerpo tecnocientífico y estudiable. Primero se rebanó a través de un corte sagital y se comenzó a estudiar una sola parte de este, siendo una representación bidimensional, la cuál claro que no era significativa, ni podía representar a todo el C.C., ya que como antes se había mencionado es irregular, complejo e imposible de delimitar.

Captura de pantalla 2015-04-03 a las 23.09.02

art28_f1

Los estudios que se hicieron en un principio fueron a cerebros ya muertos, a través de técnicas postmortem, las cuales para preservar dichos cerebros utilizaban técnicas de fijación que contraían y deformaban los cerebros. Después se estudiaron a través de la imagen por resonancia magnética, parecía que esta técnica era mucho más prometedora por que se podía estudiar el cerebro vivo e intacto, pero también presenta sus propias desventajas, ya que las imágenes no son tan claras y la resolución espacial es limitada. Finalmente ambas técnicas por más objetivas que se intentaran hacer, eran pruebas interpretativas basadas en observaciones subjetivas y permeadas de la ideología de quién las aplicaba.

imagen3

Captura de pantalla 2015-04-03 a las 22.21.55

Dentro de la inmensa cantidad de estudios del C.C. existen solo muy pocos donde se concluye que el esplenio (parte posterior del C.C.) de las mujeres es más bulboso que el de los hombres o que afirmen que existe una diferencia significativa, además de que existen varios estudios en niños, donde no se encuentra una diferencia, por lo que se le podría atribuir a algo que soló se va dando con la edad, aunque los estudios en personas mayores suelen ser muy contradictorios.

tumblr_nb6x4ubD061slxcr4o1_400

Los investigadores tuvieron que recurrir a la estadística ya que la visión directa no consiguió distinguir la diferencia del C.C., en cuanto a la estadística se refiere hay dos formas de análisis que se utilizan, la primera donde las diferencias entre grupos son muy obvias, por lo que lo más interesante es la variación entre los individuos de su propio grupo y la segunda cuando la distinción entre grupos es poco clara, y lo importante se enfoca en la variación entre los dos grupos. El C.C ha utilizado esta segunda forma de análisis, donde los resultados finales siempre arrojan, sobre todo al aumentar la muestra de la población, que la variación individual del C.C. es muy amplia, aún entre individuos de la misma raza, género, preferencia sexual, etc.

Otro punto importante que hay que destacar es que con la estadística no se toma en cuanta la cuarta dimensión del cuerpo calloso que es la historia social, la cuál es muy compleja de estudiarse y casi imposible de medirse, debido a que en las cuestiones sociales es rara la claridad de diferencia. Entre otros factores que no se toman en cuenta es que tampoco se ve los efectos de las hormonas en el desarrollo en estos estudios.

tumblr_nm98o5G5bI1tufw5do1_500

Finalmente podemos concluir que estos estudios e investigaciones ya van dirigidas a ciertos resultados, debido a que buscan diferencias. Si se buscan diferencias se encontraran, si se buscan similitudes también se encontraran. Es importante reflexionar como la pregunta que se hace sobre algo y la herramienta que se utiliza para estudiar eso, influirán y hasta determinarán la respuesta encontrada. El interés rige el tipo de estudio. ¿Por qué no comenzar a realizar estudios que demuestren la equidad de género en lugar de seguir reforzando esta idea de diferencia jerárquica de los cuerpos?

Autores:

Ligia M. Siu Chong B.

Raxide Andrade

Sara García

Mariana Arpio

Stephania Gerini

Karen Rodriguez

Dulce Segura

Melissa García

Vidal Ochoa

Montserrat Alberdi


Referencia Bibliográfica:

Fausto-Sterling,Anne (2006). El cerebro sexuado de cómo los biólogos establecen las diferencias en Cuerpos sexuados(1era Ed.). Barcelona, España: Editorial Melusina. pp. 143-178.