Espigando gestos sociales: una reflexión con Agnes Varda

Por: Ligia M. Siu Chong B.

53645c9fdbef5

En la primer jornada de psicología colectiva y cine-ensayo, realizada en Cuerpos Parlantes el pasado martes 5 de mayo de 2015, se proyectó el documental “La espigadora y los espigadores” de Agnès Varda, donde después se realizó un diálogo reflexivo sobre esta proyección.

413-2015-02-27-Jean-François Millet - The Gleaners -1857
Este documental francés inicia con una pregunta que Agnès se plantea: ¿Qué ha pasado con los espigadores ahora en la actualidad?, lo que la lleva a hacer un viaje por diversos campos y ciudades de Francia, donde filma a los pocos espigadores que quedan; y a los recolectores urbanos de comida, objetos y relaciones ya desechados por otros. Este documental es una bellísima obra cinematográfica, donde Agnès juega con lo que la rodea y con su cámara, demostrando una libertad de rodaje inusual, se las recomiendo ampliamente.

Lo fantástico de Agnès es como rescata aquellos pequeños gestos sociales que son invisibilizados e ignorados, perdidos y dispersos en lo cotidiano. Así es como ella se designa a sí misma “la espigadora”, ya que comienza a recolectar estas historias y vidas olvidadas.

¿Qué ocurre con estos alimentos, objetos, vidas e historias que son desechados? Agnès al igual que los espigadores rurales y urbanos, re significa estos desechos, recuperándolos y dándoles vida.

Pero podrían pensar, ¿Y esto por qué es significativo o importante?

Si hacemos el análisis de este documental, considerando que vivimos en un sistema económico capitalista y patriarcal, regido bajo una heteronormatividad, podemos darnos cuenta que las personas son parte del imaginario de propiedad privada, por lo que pueden considerarse productos y a su vez “desechos”, o potenciales de estos.

glaneuse 06-35 glaneuse 06-35

glaneurs-et-glaneuse-4

Entre las escenas más simbólicas de esta película, “la espigadora” se filma a sí misma peinándose el cabello lleno de canas y sus manos que demuestran el paso del tiempo. En este contexto Agnès podría comenzar a ser “un desecho social”, ya que generalmente las personas mayores, así como cualquier otro ser humano que no entren en la norma para mantener el status quo o la productividad, son inservibles e invalorables para la sociedad.

los_espigadores_critica4Agnès durante su recorrido recoge diversos objetos que no cumplen con los requerimientos de calidad, por ejemplo patatas que no cumplen con el tamaño o forma adecuada y son desechados, a pesar de ser completamente comestibles y estar en optimas condiciones, ella prefirió las patatas con forma de corazón. Otro de los objetos que ella rescata es un viejo reloj sin manecillas que pareciera inútil ya que no cumple con su “función”, ella misma menciona:

“Un reloj sin agujas me viene muy bien”

demostrando como ella evade esta persecución por parte del tiempo.

espi1

Otra de las reflexiones que el documental trajo a la luz, fue el encontrar el sentido en el estar y hacer con los otros. Por eso es momento de salir a la calle y encontrarnos con el otro. Cuando preguntamos por el otro, lo visibilizamos. Es momento que desde nuestras posiciones o marcos comencemos a recuperar lo que esta sociedad decide desechar. Comencemos a recoger la palabra con el otro, con aquellos que no son escuchados, con aquellos que sus historias no son contadas, las mujeres, los campesinos, los pobres, los que no entran en las categorías asignadas de género, de identidad, de roles.

Es momento de perder el miedo a estar con el otro.

Aquí les dejo una probadita de este hermoso largometraje:

https://www.youtube.com/watch?v=vVG6YujpHqY

Nymph()maniac

Por Aurora Hinojosa & Carolina Soto.

Nada más romántico para el pasado 14 de febrero que comer un subway, unas palomitas y ver Nymphomaniac, dirigida por Lars von Trier, en el Cineforo de la UdeG; aunque cuenta con escenas de sexo explícito, no se trata ni de a poco de una película pornográfica, como hizo creer la “buena” estrategia de marketing de la productora, porque sí, el sexo juega un papel importante en la historia, pero no necesariamente, ni como algo vacío y morboso, sino a favor de la trama y con sentidos específicos en cada escena, así que va más allá de una película sensacionalista que relata situaciones truculentas en la vida de una ninfómana, o como escuché decir: no es porno lo que reluce. En fin, en mi Top 5 de películas favoritas, una excelente obra.

Forget about love.

Si no la has visto y piensas hacerlo no leas esta entrada, no queremos spoilear.

A quienes la lean, por favor entren a los enlaces de cada parte, será divertido.

nym

Una poética historia del recorridnymo de la vida de Joe, desde su nacimiento hasta su actual edad, 50, contada por ella misma, donde desde el inicio se define como ninfómana. Se divide en dos Volúmenes donde Joe le relata a Seligman, un hombre que encuentra a Joe muy golpeada y maltratada en un callejón, así que le brinda ayuda y le da asilo en su casa, es entonces cuando comienza a preguntarle sobre su vida, la cual se desenvuelve en 8 capítulos acordes a las experiencias de ella.

I. The complete angler

El capítulo acontece cuando Joe y B, su amiga, se aventuran en un tren apostando cuál de las dos seducirá y follará a más hombres durante el viaje, la que tuviera la victoria sexual se llevaría una bolsa con chocolates; así que Joe concluye que, si quiere ganar, tiene que conseguir que sus presas muerdan nymel anzuelo, como Seligman lo relaciona.

A la mayoría de personas les desagrada ver este tipo de prácticas, les molestan y las critican, se puede ver en una de las escenas donde Joe logra ligar a un chico y su familia la mira con ojos de desaprobación y “aléjate”. Este tipo de prácticas son negadas por la sociedad, pero ¿qué pasa con la doble moral de criticarlo, pero practicarlo?, es decir, se critica a quien va por la vida cazando sexo casual, pero no es muy criticado o culpabilizado a quien lo acepta y lo hace, y cómo pensarlo, pues sólo ellas son las putas.

Por otro lado, está el tema de las infecciones o enfermedades, así que ya no parece buena idea si no se tiene protección, pero si se tuviera ¿se aceptaría? escuchar decir a alguien “tuve sexo con ocho nymmuchachos en una noche ¡ah! pero siempre use condon”, ¿en serio hace que la sociedad diga “bien hecho”?

II. Jerôme

Joe considera el amor como un sentimiento meramente superficial: “el amor no es más que deseo con una dosis añadida de celos”, aunque una fuerza mayor llamada Jerôme haya despertado el amor en ella, la protagonista sigue con su creencia.

III. Mrs. H

Es evidente que Joe tiene un copioso apetito sexual, así que tiene una larga lista de amantes y llega el punto donde se le complica recordarlos a cada uno, así que comienza por agendarlos. No obstante, meollo del capítulo muestra una una situación de descollante humor negro que ofrece un delicado relato que involucra a la Señora H y su familia, un drama que expone una situación muy tangible de la vida real que hasta se vuelve un escándalo: la infidelidad.

IV. Delirium

Un capítulo muy difícil y doloroso, lleno de confusión, donde hasta la textura de la imagen varía para nymsumergirnos en él, que cuando llegas brota de ti una lagrimilla. Esta parte es la más llena de sensibilidad, ternura, belleza… un extracto muy peculiar e inusitado de toda la poesía: el padre de Joe fallece a causa de Delirium tremens, esto da lugar a una inesperada metáfora del llanto desde una perspectiva no convencional. Acostumbrados a ver muertes en las películas acompañadas de perfectos llantos, aquí se muestra como la sexualidad se envuelve con la pérdida.

V. The little organ school

Un preludio coral de Bach con voces de carácter propio y en total armonía: se desata una interesante comparación de la composición de una polifonía, con las relaciones que mantiene Joe con sus variados amantes y sus propias necesidades sexuales.

Y entonces, nos da entrada al segundo volumen con el capítulo:

VI. The eastern & western Church (The silent duck)

nymEs frecuente la descripción de la Iglesia oriental como la de la alegría y la Occidental como la del sufrimiento, pero Joe comprende que el dolor y el placer no están tan lejos el uno del otro.

Este apartado emparenta los métodos seguidos por las dos iglesias, la oriental y a occidental, mediante un episodio en que la protagonista sufre la pérdida de su deseo sexual e intenta recuperarlo mediante prácticas masoquistas acudiendo a K, quien le concede placer “a golpe de fusta”, aunque en mi opinión, todo fue bajo sus términos: lo engaña con su técnica del sillón así que de alguna manera ella llevó el control y no el sádico, como se supone que debería ser, pero claro esto es cuestión de perspectivas, pues aunque el contrato dejaba evidente quién jugaría qué papel, todo “sometido” obtiene algo de la relación con el “sometedor” y es por eso que en la escena donde ella lo intenta besar y le pide su pene, K se lo niega puesto que no estaba en el contrato a pesar de su insistencia.

Un tema muy interesante, y tabú, aminorado a un juego sexual, como se puede ver en la reciente novela de Christian Grey con la que aumentaron las ventas de las sex-shops, que se asocia casi el 100% de casos con “traumas” o “trastornos” y se quiere corregir.

La ausencia de Joe por llevar a cabo estas prácticas propicia el riesgo de un ser a su cuidado, tiene que tomar la decisión de cuidar a su hijo o satisfacer su deseo, puede que muestre la conducta Hedonista de las personas que siempre negamos pero que pasan, pero refleja una idea machista donde por ser mujer se le asigna el rol de madre/responsable-del-hijo que provoca la renuncia a otras actividades. Esto se retomará en el último capítulo donde a modo de reflexión se invita a pensar en el hipotético “¿y si todo esto lo hubiera hecho un hombre?”, porque más adelante (disculpen el spoiler) se da a conocer que a pesar de que Jerome buscó generar la mayor culpa posible en Joe por dejar a su hijo, después de quedarse solo, él deja a su hijo en una casa hogar.

VII. The mirror

La metáfora en esta parte menciona que la imagen reflejada en un espejo es la que parece, a simple vista, una réplica idéntica del objeto al que se mira, sin embargo, en realidad es falso debido a que tal objeto es sólo un reflejo, siendo así, se trata de una versión imperfecta del original.

Joe intenta darle solución a su ninfomanía acudiendo a una terapia grupal de “adictas al sexo”, por obligación de su trabajo, donde se ve reflejado la hipocresía moral presente en la sociedad actual y una existencia de lo políticamente correcto que rigen a la humanidad.

nymHay una escena que no aparece en la versión comercial, pero me parece muy importante mencionar y que de hecho es la que más me gusta, donde Joe acude a una clínica para practicarse un aborto y le es básicamente negado por los procesos que a los que quieren someterla (una evaluación “psicológica” para ver si pueden hacerlo), tras la negación, ella se practica el aborto. Coraje, rabia, frustración e impotencia, eso es lo que se siente al verla, eso es lo que sentimos en cada situación discriminante a la mujer y de opresión a su libertad.

Aquí mismo empieza en un trabajo independiente por medio de L, dado que por su condición de ninfómana se rehúsan a emplearle en otros, en este trabajo resulta ser tan buena que necesita un heredero, así que L le recomienda a una chica: J. Joe y P mantienen una relación sentimental y la va insertando en el trabajo, cuando llegan con un cliente que resulta ser Jêrome, esto da paso al final de la película.

VIII. The gun

En este último capítulo se hace hincapié de nuevo a lo difícil que es para las personas ir en contra de su naturaleza en lo referente al sexo y la violencia: Joe hace una reflexión acerca de la pedofilia y lo admirable que es: personas que nacieron con este impulso genético logran, después de todo, controlarlo. Ella reconoce que la sexualidad siempre está ahí como una de las fuerzas más poderosas ynym persistentes del ser humano, y personas con pedofilia, o algún otro gusto sexual, deben reprimirlo, luchar contra ello toda su vida sin poder satisfacerse porque aún haciéndolo sufrirían, esto a diferencia de uno de sus clientes a quien tortura haciéndole ver su excitación al pensar en niños.

Durante la última parte del capítulo se evidencia un acontecimiento que da fin al relato, el cual me reservaré, con el fin de que la vean y si la vieron, saben a qué nos referimos.

Empero, para el buen fin de no dejarlo con lo que puede parecer una reseña, es en este final donde, como se comentó, Seligman, en oposición a los sentimientos de culpa y autocastigo de Joe, hace el preciso comentario de cuestionar ¿y si hubieran sido dos chicos los que hubieran estado en el tren buscando tener sexo con la mayor cantidad de chicas?, ¿y si hubiera sido una mujer la que deja a su marido para irse con su amante?, ¿habría ido su esposo tras ella como la señora K?

En efecto todos estos eventos habrían cambiado considerablemente si invirtieramos el personaje de Joe en hombre, las connotaciones sociales y hasta la culpa que se presenta en Joe desde los primeros minutos habrían sido diferentes. De hecho, para dar entrada al capítulo 2, dedicado a Jêrome, se hace la mención de un tenedor de pastel el cual ella cataloga como innecesario con un bocadillo que para nosotros podría ser similar a una empanada, lo cataloga como “femenino” y eso, ese pequeño gesto muestra cómo, aun en su vida fuera de las normas sociales aceptadas, los constructos sociales siempre están presentes, hasta en el simple uso de un tenedor. O, como cuestionamiento a la construcción de lo que es el deseo, la belleza, la pasión ¿cómo habría sido ver una película en la cual (hay que aceptarlo) cuenta con tantos desnudos y que la mayor parte de los personajes no tuvieran un vientre plano, con cuadritos, y sin un solo rastro de imperfecciones?, porque a pesar de lo fascinante que puede ser esta película, y que no nos cansaremos de invitar a que la vean, resulta necesario ver con ojos críticos y descubrirnos.

Es evidente que no mencionamos todas las escenas y acontecimientos del largometraje, que aunque nymlas contaramos, no es ni sería lo mismo que dedicar cinco horas (si ves la versión completa), donde no se sufre ni un síntoma de aburrimiento, a esta magnífica obra, Joe te atrapará en su historia, al igual que Seligman o… bueno no, atrapa pero no igual, te funde a negro y a nada y a salva. Si la ven, les prometemos que entenderán.

Polémica, sexo, sexo y polémica, que magnífico contenido para una película, pero la suerte en este caso es que no se queda ahí, no se queda vacío ni en una simple anécdota, sino en una bella obra, una odisea sexual como critican algunos,  controversial, que provoca, que encanta, que hace reflexionar y que te invita a comentar -esta entrada xD.

Por último, les invitamos a leer esta crítica de la película, está muy buena e interesante: http://www.precriticas.com/blog/nymphomaniac-una-odisea-sexual/