Una Delicia,… nuestra Vulva

Screen-Shot-2015-09-10-at-9.55.32-AM

El miércoles pasado, 13 de septiembre del 2017 a la 1pm, hubo una presentación de la Vulva, por Alicia Delicia. La razón por la que se llevo a cabo esta plática fue educarnos, mujeres y hombres, pero principalmente a las mujeres, la importancia, las partes, técnicas y la relevancia de la vulva, el órgano sexual femenino. Con lo que más me quedó con esta información es la importancia y necesidad por conocer y disfrutar nuestros cuerpos, sin miedo, al contrario con puro amor.

vulva-quote

Se comenzó aclarando que no va haber jamás dos vulvas iguales, cada mujer va a tener su propia vulva, con pelo, verrugas, color, olor, sensibilidad, etc. Una de las cosas que comentó Alicia durante la presentación que se me hizo muy interesante fue que igual que todo en este mundo, el clítoris también tiene una historia. Comenzando desde 430 A.C “Antes de Clítoris”, donde Hipócrates se refiere a los genitales como “partes vergonzosas”, a 1486 donde Malleus Malleficarum nombra el clítoris como “tentación del diablo”, y brincando hasta 1905 donde el propio Sigmund Freud se refiere y nombra un orgasmo clitorial como algo inmaduro.

Aunque esté en Frances este video, hay subtítulos en Español, esta muy buena. Se los recomiendo especialmente porque viene mucha de la información presentada de esta plática de la VULVA.

full

Aquí otro video si tienes más interés. (Que bueno)

Me llamó la atención mucho y llegó a molestar el hecho que a los hombres de la historia se han considerado y han tomado crédito por haber encontrado las funciones del clítoris y es por esa razón tan ilógica que partes del órgano sexual femenino se quedaron con los nombres de estos hombres que según ellos “descubrieron” las partes y funciones de nuestro clítoris.

Se tocó también la importancia de la masturbación, mencionando puntos importantes de; ponernos en el mood, tener un estímulo de imaginación, conocer nuestras zonas y saber la fuerza que se tiene que dar.

85b3e14cd9c49bbe7631f37728ba591e--textile-artAl terminar la plática, se repartieron una encuesta con seis preguntas, donde una de ellas era si te masturbabas o no, a las que contestaron no, me gustaría saber sus razones por las que no, qué influya? Siempre lo he pensado y ahora me queda aún más claro, que todas las mujeres deberían masturbarse, o de intentarlo por lo menos, porque como dice Alicia, no hay necesidad de buscar un mejor amigo, aquí abajo lo tenemos, esperando para dar placer, recibir amor y atención. Es apachurrar el

BOTÓN DE FELICIDAD

Dudas, comentarios, preguntas, les sugiero siguen esta página de Facebook

Y si tienen chance, especialmente a ustedes mujeres que están leyendo esto, ir a otra plática de Alicia Delicia sea en el ITESO o no.

-Michelle Walser Gómez

Anuncios

“Conocer nuestra cuerpa”

El pasado martes 13 de septiembre se dio en el ITESO la conferencia “Vulvas”, que me hizo reflexionar mucho sobre la poca educación que tenemos todos (mujeres y hombres) sobre la sexualidad de la mujer. Alicia comentaba que se nos educa para saber más sobre la sexualidad y el placer del hombre que el de la mujer, cuando los dos son igual de importantes.

Otra de las cosas que me llamó la atención fue que a lo largo de la historia muchos hombres se llevan el crédito por descubrir cómo funciona el clítoris de la mujer, dándole sus nombres a zonas de éste mismo y poniendo en riesgo en los distintos experimentos que hacían a las mujeres con las que experimentaban. Me parece que la propia mujer es la que sabe más sobre su cuerpo y que nunca se le dejó aportar sobre lo que ellas conocían o incluso no se les dejaba explorarse por cuestiones de creencia o por hacerlas creer que su cuerpo solamente estaba hecho para la reproducción.

descarga

Los invito a ver este video en YouTube: https://www.youtube.com/watch?v=5S8QGdH8c_k que tiene muchos elementos que se comentaron en la conferencia, como que la función del clítoris es dar placer y también las mujeres podemos tener erecciones. También habla sobre cómo se “descubrió” el clítoris y por qué fue llamado de esa manera, así como también se le consideraba “inútil” por no servir para la reproducción.

xD43viDrSGFgfd9HvRQQ_clitoris

En mi opinión, es necesario para todas las mujeres tener esta información sobre nuestros cuerpos y no ignorar que tenemos nuestros órganos sexuales y placenteros, así como también trabajar la comunicación y el consentimiento del que se hablaba en la conferencia, todos somos dueños de nuestros cuerpos y hacemos con ellos lo que nos plazca. Creo que esta conferencia es de suma importancia para informar tanto a mujeres y a hombres sobre la estimulación de la mujer y el poder conocer lo que se puede hacer con nuestros órganos.

SANDRA

Feminismo de Abya Yala (Latinoamerica)

El feminismo cuestiona el orden social, crítica la supremacía sexista donde los que salen ganones son quienes nacen con pene y testículos y se leen como hombres, estas diferencias se han reproducido por siglos, como bien sabemos (y vivimos). Sin embargo el feminismo Europeo y Estadounidense se ha quedado corto en algunos análisis, esto no kateles resta la importancia que tienen en la historia, han sido pilares importantísimos en esta luchas y nos han regalado grandes triunfos.

Una de las mujeres más emblemeticas, Kate Millet (1934-2017) quien falleció recientemente. Sus ideas revolucionaron la manera de ver, estudiar y vivir la sexualidad. Una buena manera de honrar su trabajo y vida es leyéndola y compartiendo su legado teórico y de lucha.

 

Por otra parte y en una posición contextual muy diferente, tenemos a  Francesca Gallardo, autora de “Feminismos de Abya Yala” quien nos invita a reflexionar sobre otras formas de represión y discriminación que sufren día a día miles de muejres, como el racismo. Francesca habla sobre las feministas indígenas de América Latina, a las que les ha tocado enfrentarse, resistir y luchar no sólo contra el sistema patriarcal, sino también en contra del racismo y el clasismo que impera en nuestra sociedad. Nos recuerda el peso que le hemos dado a las cosmovisiones europeas, cosmovisiones que mezclan factores, éticos, religiosos y esencialistas, que ordenan nuestro mundo a favor de la misma categoría de siempre: el hombre blanco, heterosexual, cisgénero, occidental y económicamente estable.
La repercusión que tienen estas cosmovisiones es muy costosa para la mayoría de la población y muy ventajosa para quienes caen en dichas categorías, y es que tanto peso tienen las ideas que nos otorgan o quitan privilegios. Que existan privilegios indica que alguien no tiene, ni tendrá acceso a ellos . Que haya áreas de la vida (como la educación) privatizadas es un indicador de que a alguien se le está negado ese servicio

¿A quiénes?

A todas esas personas que no caen en la categoría de siempre; a lxs pobres, a lxs indígenas, a las mujeres…

Francesca Gallardo invita a dejar de observar al otrx como objeto, verlo como sujeto, construir comunidad en base a los preceptos feministas, crear y educar personas interdependientes, reconociendo que nadie sobrevive solx. Necesitamos de nuestra comunidad, no para destruirla, si no para enriquecernos con ella. La lectura y el diálogo al que invita la autora no debería quedarse solo en el análisis, en la confusión y el trago amargo de lo mal que estamos y el jodido sistema que “nos tocó, que otrxs construyeron.

Nos deja chamba y mucha, empezando por cuestionarnos ¿Qué nos oprime y a quiénes oprimimos?, ¿Cómo contribuimos al sistema clasista y sexista de Guadalajara?, ¿Qué consumimos, por qué lo consumimos?, ¿Seguimos habitando los espacios que reproducen estas etiquetas?, ¿Estamos habitando espacios nuevos?, ¿Con quiénes estamos haciendo comunidad?

No debemos olvidar como menciona Francesca Gallardo que “Nadie se empodera por si mismx, solo se da de forma comunitaria”. Y es que con el sistema y ritmo que estamos llevando, solemos aspirar a  llevar una vida de despilfarro y sin consciencia de las consecmadre-zapatistauencias, que ya se están reflejando. Hay que pensar urgentemente en otras modernidades, donde la comunidad debe estar por encima, dejar a un lado el pensamiento individualista que nos sigue hunidiendo. No nos puede ir bien individualmente si nuestra comunidad no lo está.

Esta cosmovisión lucha por la vida, por lo realmente importante,  lo que nos sostiene.

Claro ejemplo de todo esto se ve reflejado actualmente en nuestro país de manera significativa en un movimiento que va a llegar a hacer historia: El Consejo Nacional Indígena, que propone como próxima candidata a la presidencia: Marichuy Patricio.

Nuestra acalorada (y emoiconante) sesión terminó con esta frase que lo sintetiza perfectamente:

“Que sean las mujeres sabias las que nos gobiernen”.

18816268_10211847613120032_289578311_n

En esta sesión además se retomo el tema de masculinidades, con la intención de concluirlo,  surgió la pregunta por parte de los hombres del salón ¿por qué desconfiamos tanto de ellos?, estereotipo qeu dijeron sufrir por el hecho de ser hombres.

Argumentamos que tenemos razones de fondo para fundamentar nuestros comportamientos, y salió la siguiente frase: “Para una mujer desconfiar puede ser sobrevivencia”. Y sí, esa confianza tiene que ser restablecida, y cuesta trabajo en primera instancia, mucho trabajo, es tarea de todxs, especialmente de los hombres restablecerla (aquí entra su trabajo, el que muchas veces preguntan cuando se acercan al movimiento feminista).16ec60f2c27ff61dd12e701a416dc509

Mientras tanto nosotras, las mujeres, hemos vivido tan acostumbradas a querer satisfacer todo lo que nos piden, muchas veces no sabemos cómo negarnos. Aquí entra la importancia de decir y comunicar realmente lo que queremos, existe esta creencia de que si la mujer dice que no es porque se pretende una insistencia futura, cuando no es así. Debemos aprender a decir que no, para revalorizar todos estas prácticas y creencias que se han construido ya de manera cultural. Por lo tanto, otra de nuestras chambas a partir de esta sesión es respetar y hacer respetar, tanto hombres como mujeres el significado de un NO, valorizarlo, entenderlo y aceptarlo.

Margarita Guadalupe Orozco Díaz
Frida Van Bremen Meixueiro
Jenny Álvarez

MUJERES ¿EN EL PODER?

  simbolo-de-la-mujer

A lo largo de la historia se ha visto que el poder siempre ha sido un patriarcado, es decir, un sistema de pactos interclasistas entre los varones que es ejercido en la política.

Durante este tiempo se ha visto que se han creado varios tratados donde apelan por la igualdad de los individuos, pero esto no ha garantizado la igualdad real , está a quedado sujeto al sexo, clase social y raza.

El poder se puede entender como una red de relaciones grupales que se ejerce en la política, en donde las mujeres buscan un reconocimiento, una presencia igual de hombres y mujeres dentro de la misma.

Durante décadas la lucha de las mujeres se ha visto en una constante exclusión, es decir, el patriarcado ha logrado excluir que las mujeres no puedan generar su propio sistema de poder.

Y ¿Porque no llegan? No llegan al poder porque el sistema de selección previo aún prima a los varones.

pegatina

Por lo tanto surge el término “paridad” que nombra una representación equitativa,  de mujeres y hombres con este concepto se da el comienzo a nuevas estrategias  en el ámbito del poder democrático, logrando a su vez un cambio de actitudes y valores respecto a la distribución social de los sexos.

Algo que caracteriza a la paridad, es que dentro su filosofía no debe de haber más del 60% de hombres o mujeres y no menos del 40% de hombres o mujeres. Por lo tanto, debe de haber un equilibrio 50/50.

Algo que es muy relevante, es la falta de reconocimiento que se tenía de la mujer ante la convención de las Naciones Unidas por lo que en 1979 se modificó para que se aboliera cualquier discriminación que se tuviese contra la mujer, la cual entró en vigor en 1981.

Estos cambios se han dado gracias a la sororidad que se ha generado entre las mujeres a través de esta lucha, es decir la sororidad hace referencia a la hermandad entre la mujeres que se genera por la opresión en común que se vive.

Por eso es importante que en cuanto a toma de decisiones se trate debemos de tomar en cuenta estos conceptos y asegurarnos de que se cumplan las leyes y derechos que nos amparan a nosotras las mujeres, pues en muchos lugares pretenden apoyar la lucha a manera de pantalla por que ya en la práctica sigue quedando corta la palabra equidad, para lograr esto debemos estar informados y de diversas fuentes.

https://youtu.be/LlMNuGt8My0

Referencias

VARELA, Nuria (2008). Feminismo para principiantes. Barcelona: Ediciones B.

https://app.box.com/s/ar0vgqxnn0mx5549sp7uxis8qd0g7rh8

Elaborado por:

Itzel Hernández.

Ana Isabel Ochoa.

Mayda Rocha.

Masculinidad

Hasta el día de hoy nosotros, que estamos realizando esta pequeña redacción, no conocemos a un solo hombre que tuviera el lujo de llegar a su edad adulta sin haber escuchado las palabras mágicas de todos los hombres que nos rodean, e incluso varios de ellos fueron nuestros modelos a seguir, las palabras repetidas por la gran mayoría masculina hasta cierta edad: “NO LLORES, sea machito” o la variación “¿QUE NO SABES QUE LOS HOMBRES NO LLORAN?”.

Entonces el niño de 3 a 6 años tiene una decisión que no sabe que toma en ese momento. Tiene la oportunidad de romper el ciclo de pretensiones, de comentarios sexualmente ofensivos, de denigración a que las mujeres no pueden hacer lo que nosotros sí o ser rechazado por todos los hombres que te rodean.

Esta decisión, LA DECISIÓN, que nos lleva a seguir aprendiendo las conductas machistas poco a poco, a ver los modelos heroicos que apelan a las masculinidades, a que un hombre mantiene su palabra, a que un hombre no es hombre si se doblega ante otros hombres, a que yo por ser hombre soy valiente, a que debo de proteger a toda mujer, donde yo como hombre tengo la posibilidad de ser alguien que pase con mayor facilidad a la historia dejando de lado todas las mujeres. Donde el mundo me hace pensar que si una mujer me intenta ligar es porque ella quiere joderme de la peor manera, de que es una mujer engañosa o una “mujer de la vida alegre”, donde toda la cultura que me rodea me reafirma esta creencia.

Donde dentro de mis privilegios y responsabilidades entran el proteger a todos los débiles, donde nuestras madres o hermanas mayores nos lavan la ropa y nos hacen de comer, donde podemos salir a conocer el mundo porque nos corresponde conocer el mundo, pero tengo que encerrar a mi madre o hermanas porque ellas no pueden conocer lo que yo voy a conocer, donde me hacen creer que si soy un caballero voy a ser un hombre ideal.

Un mundo donde por querer aprender a bailar tiene solo dos connotaciones, o porque soy afeminado, o porque es una herramienta para conquistar más mujeres, donde cada que voy al gimnasio la persona  tengo que competir con el hombre que está a mi lado porque tengo que ser más fuerte que todos a mi alrededor, donde si una mujer me acosa y yo no le correspondo se pone en duda mi virilidad o masculinidad, pero esto es lo peor que me puede pasar, al ser hombre tengo que ser viril. Por lo que entendemos que el sistema de género es una manera de codificarnos, en el sentido que no podemos hacer ciertas conductas.

Todo esto por haber tomado una decisión cuando no tenía consciencia de lo que había decidido, dónde si no me inclinaba por los demás hombres somos tachados como “el niño afeminado”, donde toda la gente que nos rodea sólo nos señala porque no cumplimos con lo que se espera de nosotros.

La creencia general suele sugerir que el hombre está dotado de beneficios, y aunque en parte es cierto, también se ignora el peso que este implica. Aprendemos a vivir de esta manera y aunque replicamos ciertos modelos machistas, créanos que una parte de nosotros lucha constantemente por reestructurar nuestro pensamiento y acciones.

Jonathan Barrera

Eduardo Villanueva

Fernando García

Eduardo Ruiz

Enrique Aguilar

Luis García

José Durán

La violencia

“Ser mujer es factor de riesgo”. (Varela,  2008)

La violencia es el arma por excelencia del patriarcado, es la expresión del poder que los varones tienen o pretenden mantener sobre las mujeres. Nuria Varela, la autora del libro “Feminismo para principiantes” hace un hincapié en los errores que usualmente se cometen al comparar la violencia doméstica con la de género. Para comenzar, el primer tipo de violencia mencionado, es aquel que se desarrolla en el seno familiar y que es ejercida por cualquiera de sus miembros, sin importar el sexo y edad. En cambio, la de género se refiere a las agresiones contra las mujeres como fórmula para controlarlas y mantenerlas en la obediencia y su rol tradicional. Esta última está socialmente invisibilizada, legitimada y naturalizada. El objetivo es precisamente ignorarla, negarla y ocultarla. De hecho, está reconocida por la ONU como el crimen encubierto más frecuente del mundo. Pero esto fue hasta el año 2001, que se reconoció por primera vez en la historia como un crimen contra la humanidad a la violación sexual.

 

Por esto y muchas otras cosas, el feminismo está absolutamente comprometido con la erradicación de la violencia.  

 

Otro aspecto interesante sobre la violencia contra las mujeres es la mutilación, es decir, cuando les cortan los genitales a las mujeres como representación material del cierre del cuerpo. Dicha práctica se realiza en algunas tribus africanas actualmente, aunque no se sabe su origen. Solo se sabe que existe desde antes del Cristianismo y del Islam.

La mutilación es un ritual que se llevaba a cabo con cristales rotos, tijeras, hojas de navaja, tapas de lata u otro instrumento cortante, esto para hacer a la mujer “estrecha”, pues si no se piensa que no vale nada, así que, entre más estrecha mejor.  Desde nuestro punto de vista, este acto es un tipo de violencia hacia la mujer muy grande, pues no es solo físico, sino que también es psicológico, pues después de sufrir tanto dolor y de quitarte una parte importante de tu cuerpo, también te están quitando el poder sentir cualquier tipo de placer sexual, aunque sea el más mínimo. Además, gracias a esta por los pocos cuidados que se tiene al realizarla, varias jóvenes mueren debido a infecciones; y otras mueren años después al dar a luz, porque su vagina es demasiado estrecha para permitirles parir, y los bebés, al igual que ellas, pueden morir o nacer con complicaciones de salud.

A continuación se muestra un video de una mujer contando su experiencia al ser mutilada y lo que su madre le dice sobre ser una mujer empoderada.

https://www.ted.com/talks/khadija_gbla_my_mother_s_strange_definition_of_empowerment?language=es

Años más tarde, gracias a las hermanas Mirabal, el 25 de noviembre fue declarado el “Día Internacional contra la violencia hacia las mujeres”. Ellas, eran activistas políticas, quienes fueron encarceladas varias veces por sus actividades revolucionarias en defensa de la democracia y la justicia. Y fueron asesinadas por esto.

Tenemos que hacer conciencia. Vivimos en una sociedad en donde la violencia física es la “única” que se ve y se comenta, ya que no se tiene tanta conciencia sobre la psicológica y emocional. Esto por el hecho de que vivimos en una sociedad machista en donde a todo se le encuentra una justificación y donde todo lo que le pasa a las mujeres es por culpa de ellas mismas. Está en nosotras ponerle un alto a la violencia de género y a apoyar a que las denuncias sean válidas y sin tanto tiempo de análisis. El miedo es nuestra peor arma porque nos impide hablar e incluso defendernos. No podemos permitir ser abusadas o violentadas por el simple de hecho de ser mujer. Porque “Ser mujer no debe ser un factor de riesgo”, no más.

Referencias:

VARELA, Nuria (2008). Feminismo para principiantes. Barcelona: Ediciones B.

12687792_1028361803886581_5389418014918252519_n

Sheryn Guillot

Eylin Ayala

Alejandra Corona

Ximena Carmona

ECONOMÍA Y CULTURA

Existen una infinidad de actitudes, pensamientos, acciones y reglas sociales que marcan la desigualdad según el sexo, están tan arraigados en nuestra sociedad que pasan percibidos, pero nuestra cultura está impregnada de ellos. Por ejemplo el propio lenguaje, el cual delimita lo que hacemos y pensamos. En el español, la Real Academia Española impone las reglas del habla, las cuales están llenas de ejemplos sexistas y androcentristas, como por ejemplo:


Adjetivos que usamos como ofensivos no tienen su contraparte masculina; perra, arpía, zorra, víbora, entre otros. Así como en las profesiones normalmente son nombrados en masculino, es muy difícil escuchar presidenta, médica, etc. 

La imagen puede contener: 1 persona, texto y primer plano

 

Otro aspecto interesante, respecto al lenguaje, que vivimos día a día es el salto semántico. Si en un salón habemos 19 mujeres y un hombre, las 19 mujeres no son suficientes para ser nombradas con el adjetivo femenino, generalmente la persona que tiene la palabra se refiere a todos, TODOS, no todas. Sería ofensivo para  su masculinidad generalizarlo dentro de lo femenino aun cuando seamos mayoría.

Los medios de comunicación son un reflejo de cada sociedad, perpetúan los estereotipos sexuales y en México tenemos muchos ejemplos de programas  y anuncios sexistas y misóginos, como por ejemplo los anuncios de Tecate Light:


Estos ejemplos culturales nos reflejan como “lo femenino” tiene un menor valor social, esto también se refleja en el ámbito laboral. La teoría económica capitalista creó un sistema imposible, donde no toma en cuenta  el trabajo de la esfera “privada”, considerando éste  como un trabajo invisible, desatendiendo las necesidades económicas, de salud y sociales de las mujeres que se dedican a él.


Esta esfera privada está relegada a las mujeres ya que por mucho tiempo se creyó o se impuso la idea de que le tocaba a las mujeres por el simple hecho de ser mujeres. En las sociedades occidentales surgió la ética de la “justicia” desarrollada en el siglo XVIII, es decir en el periodo de la ilustración, el de las ideas individualistas, esta esfera solo toma en cuenta lo privado, ¿Qué pasaría si los hombres trabajadores tuvieran que encargarse también en de las esfera pública, de los labores de la casa?

A pesar de las luchas de muchas feministas y de que  las mujeres han logrado entrar en el terreno de lo público (el cual era exclusivo de hombres, por el simple hecho de ser hombres) las condiciones laborales siguen siendo desiguales. Las mujeres tienen menos oportunidades de conseguir altos cargos, esto se comprueba con el llamado techo de cristal el cual ha sido estudiado y documentado. Además las mujeres no han perdido su responsabilidad de la esfera privada, es decir aunque la liberación femenina nos ha abierto las puertas laborales seguimos siendo nosotras las responsables del trabajo del hogar, duplicado el trabajo en sí.  Simplemente pensamos en cuántos nombres de mujeres que son CEOS, presidentas o cargos importantes conocemos en comparación a los hombres.

Screen-Shot-2015-09-08-at-2.18.05-AM

El ambiente laboral es un tema delicado, las mujeres sufren acoso laboral y moral por parte de los hombres con los que comparten su espacio, principal aunque no únicamente por sus jefes.

Afortunadamente hay una ley que regula esto, aunque aún hace falta caminar más en este campo.

Referencias:

ARELA, Nuria (2008). Feminismo para principiantes. Barcelona: Ediciones B.

https://app.box.com/s/ar0vgqxnn0mx5549sp7uxis8qd0g7rh8

Hecho por:

Sandra Arechederra

Paola Dueñas

Daniela Fonseca

Montserrat González Jímenez

Valeria Lozano Hernández

Margarita Guadalupe Orozco Díaz