Lo Lésbico, lo Trans y la Masculinidad

17966174_1265914216849110_4717519490462193658_o

Se dio en ITESO un espacio abierto para hablar sobre identidades de género en transformación, disidencias con los discursos y prácticas tradicionales de género y lo que alimenta sus luchas.

Tres personas dirigieron el espacio, los cuales hablaron desde sus feminismos y sus prácticas, entre estos estaban el movimiento trans, lésbico y masculinidades.

En primer lugar, se hizo la pregunta “¿ de qué manera su activismo abona o crítica el género?, debido a los diferentes movimientos, existieron diversas respuestas, por lo cual, dividiré la respuestas más significativas de acuerdo a cada movimiento.

  • Lesbofeminismo:

Surge como un colectivo, pues necesitaban de unlesbo espacio, fuera de las mujeres heterosexuales y fuera de los hombres homosexuales.

El lesbianismo, atenta contra el heteropatriarcado, pues propone la vida de mujeres sin presencia de los hombres y no solo eso, si no vivir y crecer entre amor femenino, tanto romántico como sexual.

Además, atenta contra todo aquello que proponga el género, en cuanto a gustos, preferencias y deseos. ¿Son mujeres?, ¿Son hombres?, ¿Qué son si no cumplen con los requisitos de su feminidad?, ¿Qué son si cumplen con los requisitos de la feminidad?

  • Masculinidades:

En primer lugar, se habla de la necesidad de crear un espacio propiomasculinidad del hombre para así, no invadir el espacio propio de la mujer dentro de su movimiento, del feminismo.

Y, en este caso, se habla de reflexionar sobre la masculinidad y los privilegios que esto ha venido otorgando a nivel individual y social. Así, como de romper estigmas y explorar las propias prácticas y estilos de vida. En cuanto a estigmas, se habla de la necesidad por abordar el temido tema: el ano, debido a que esto tiene muchas implicaciones a nivel social y personal, ya que esto se encuentra ligado a la homosexualidad.

  • Feminismo Radical:

vg3Desde esta perspectiva, se habla de abolir el género, de lograr desarticula esta palabra y quitarle todo significado.

También, al hablar de las personas transgénero, se habla de la necesidad por hipersexualizar el cuerpo, debido a que, es necesario tener ciertas características para poder ser denominado mujer u hombre ante los ojos de los demás. Esto, es criticado por el feminismo radical, debido a que esto opera bajo el mismo sistema heteronormativo, además de, atentar contra tu cuerpo dentro de los procesos por lograr parecerte a uno o tal sexo. Se habla de ir más allá, del pensamiento, de los sentimientos y de la identidad que uno decida, sin importar o determinar que es necesario vestir o actuar de tal manera, que al final, retroalimenta estos estándares de género.

 

Una de las reflexiones, que, en lo personal, tuvieron mucho sentido fue lo siguiente:

Uno de los conflictos que se enfrentan todos los días estos movimientos, es que, a pesar de la de-construcción y el proceso personal que se pueda llevar a cabo para abonar a esta lucha, la equidad, al momento de salir a la calle todo ese se desvanece, pues, ante los ojos del otro, como hombre, tienes privilegios y eres otorgado de todos esos privilegios, los pidas o no. Entonces, la cuestión es ¿cómo llevar lo personal a lo social?, ¿cómo hacer de mi de-construcción algo notorio para el otro?

Porque lo pienso, y resulta igual para las mujeres, pero de manera contraria, a pesar de sus feminismos, ante los ojos de la sociedad vienen implícitas con muchísimas cosas sin importar o no su proceso a nivel personal. Y considero que, es por esto tan necesario hacer lo personal político, es decir, llevar esta de-construcción personal a las calles, a que los demás lo escuchen y a llegar a cuantos más se pueda.

Y por último, se discutió de cómo el género atraviesa todas las áreas de nuestra vida, pero sobre todo, nuestra intimidad. Por lo tanto, siempre, lo personal es político.

 

Por Sandra Pérez

 

 

Transexualidad y Performatividad

persona-transgenero-e1443464176705.png

El presente trabajo pretende exponer cómo la transexualidad es atravesada por el mismo sistema género-sexo que encasilla las posibilidades humanas  a un sistema binario. Empezaré por abordar desde   Coll-Planas y Vidal, Goffman,  Butler y Gil Rodríguez, cómo el género y sexo van ligados al actuar y representar la identidad del individuo. Después abordaré tres artículos  que presentan  la transexualidad, desde distintos enfoques  pero que exponen de la misma manera como la transexualidad conlleva actos performativos para la nueva identidad de las personas trans. Me pareció interesante investigar más sobre la transexualidad, ya que fue un tema que no pudimos abordar mucho en las clases,  afecta la  subjetividad, identidad de género y toma al género como máxima expresión de cuerpos sexuados.

Transexualidad y performatividad

Cuál es la verdad del porqué la mujer no puede acceder a las órdenes sagradas

angie

En este trabajo se presentará de manera breve, sencilla, pero con claridad una de tantas visiones que se tienen acerca del papel que vive y que de alguna manera se le ha impuesto la mujer dentro de la jerarquía religiosa, tema que si es verdad se ha tomado con mucho cuidado y que a partir del siglo XX con mayor insistencia y con mayor seguridad, por el hecho de que la misma mujer se ha ido abriendo camino a partir de darse cuenta de su valor, de sus capacidades y de todo su potencial que tiene. Si bien es cierto que durante algunos años atrás la mujer se ha hecho protagonista de abrirse las puertas políticas, sociales, familiares, etc, también y no podría faltar que se abriera puerta en la parte religiosa.

Ensayo-Género. Angie

Género, Sexo & Amor

 

meg-from-disney-s-hercules-is-one-of-the-best-role-models-for-women

 

He aquí una reflexión acerca de la influencia que tiene en nuestra sexualidad y prácticas sexuales el amor romántico y el género.

Tú, ¿cómo llevas a cabo tu sexualidad?, ¿crees que según tu género has tenido que cumplir con ciertos estándares en tu vida sexual?, ¿qué lugar tiene para ti el amor?, estas y otras preguntas se reflexionan más adelante. Da click al link que dejo abajo y empieza a contestarte estas y otras preguntas.

Ensayo Final

Por Sandra Pérez

Género, poder y raza en Litchfield

El siguiente ensayo analítico está basado en la primera temporada de la serie estadounidense Orange is the new black, serie original de Netflix, compuesta por 13 capítulos; la serie fue creada por Jenji Leslie Kohan y  producida por Lionsgate Television; toma lugar en una prisión federal de mujeres en Litchfield, Nueva York, en donde se dan a conocer las historias de vida de varias mujeres y los motivos por los cuáles fueron privadas de su libertad; muestra la forma en que se desarrollan subgrupos como una estrategia de supervivencia y como una forma de mantener una identidad, aún dentro de un lugar que hace todo lo posible para despojarlxs de la misma.

S1Cast

GÉNERO OITNB

La Sutileza de las Canciones.

1429430193-7-1.jpg

Nosotrxs escuchamos música todo el tiempo, es como respirar, pero qué clase de música estamos consumiendo y cómo influyen las canciones en nosotrxs?.

En este ensayo utilizo artistas como Joaquín Sabina, Andrés Calamaro, Enrique Bunbury y otros que son conocidos por componer e interpretar grandes canciones, pero estas grandes canciones tienen una sutil forma de mostrar la violencia, el amor romántico y el machismo. Este es un breve análisis de sus canciones y la forma de ver a la mujer en su universo musical.

La sutileza de las canciones

Por Sofía Morquecho

Y tú, ¿Conoces a tu vulva?

Captura de pantalla 2017-05-10 a las 22.12.34.png

El presente trabajo trata, sobre cómo la cultura y la sociedad en la que vivimos ha causado la invisibilidad del símbolo femenino es decir la vulva. Con invisibilidad me refiero a cómo entre mujeres se ha vuelto hasta un tabo el hablar sobre la vulva incluso, el cómo nombrarla puede ser lo más difícil para una mujer y el poco conocimiento que tienen de está, esto debido gracias al patriarcado, ya que ha ejercido un poder en nosotras que nos hace creer una verdad que solo le beneficia a él.

Y tú, ¿que nombre le das a tu vulva?

Por: KARLA GUZMÁN PARRA.